Bio

Javier Hernanz nace en Arriondas, pequeña población asturiana de gran tradición piragüística, el 1 de febrero de 1983. Cursa sus estudios entre los institutos de Arriondas y Cangas de Onís, hasta que con quince años se concentra con la Selección Asturiana y traslada su residencia a Avilés. Allí disfruta de un gran ambiente deportivo que le hace llegar al campeonato del mundo juvenil en Curitiba (Brasil) y hacerse con dos medallas en modalidades diferentes: (k1 1000m medalla de bronce y k4 1000m medalla de plata). La anécdota de este campeonato fue el error de calculo del K2 en el que participa con Saúl Craviotto. Con opciones de pelear por el oro, llegan tarde a la salida y entran últimos en la final. Se queda así sin la tercera medalla que hubiera supuesto un hito histórico en la categoría juvenil del piragüismo español.

A muy temprana edad Javier ya demuestra su pasión por el deporte, siendo competitivo en la mayoría de los que prueba: ciclismo, surf, tenis, atletismo, y sobre todo fútbol, jugando dos temporadas en la cantera del Sporting de Gijón, hasta que una lesión de rodilla le aparta de los terrenos de juego. A partir de ahí Javier comienza una carrera en el mundo del piragüismo consiguiendo desde muy joven grandes resultados. Sus mejores recuerdos, la clasificación para los juegos de Atenas 2004 siendo sub campeón de Europa en K2 1000m y cuatro años después la victoria en el descenso del Sella batiendo el anterior récord que perduraba 20 años. Hernanz cuenta además con tres medallas europeas (2x plata y 1x bronce) en k2 1000, siendo el palista español con mas medallas en esta disciplina. En el año 2003 afronta en K2 el campeonato del mundo de maratón, donde consigue una medalla de plata. Se convierte así en el piragüista español mas joven en conseguir una medalla en un mundial de  maratón.

Vivir el deporte a fondo nunca ha sido obstáculo para que Javier lo compatibilice con diferentes actividades: aprueba una oposición, estudia Derecho en la Universidad UCAM de Murcia, participa como  tertuliano de programas televisivos, imparte charlas de motivación por todo el mundo, trabaja como comentarista de radio y desde muy joven se adentra en el mundo del modelaje con múltiples campañas publicitarias a sus espaldas. Gracias a todo ello ha podido financiarse una extensa carrera deportiva, pese a no pocos infortunios que le han privado de tener uno de los mejores palmarés del deporte nacional. Clasificado para los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, con el mejor tiempo del año y siendo Sub Campeón de Europa, la federación española decide dejarle a él y a su compañero en casa llevando a otra embarcación española en su misma situación. Sin venirse abajo y tras la fatídica decisión, Javier afronta el descenso del Sella con su compañero Julio Martinez, alzándose con la victoria y batiendo el récord de la prueba que databa de 1988. A partir de ahí fija su objetivo en los Juegos Olímpicos de Londres.

Intensas resultas sus dos siguientes temporadas en el K1 en las que redondea uno de los mejores resultados españoles de los últimos años. No obstante decide palear el mundial clasificatorio para los Juegos en K2 junto a su antiguo compañero con quien fuera excluido de Pekín 2008. Ese  mundial clasificatorio de 2011 está marcado por la parcialidad con algunas calles, lo que unido a una mala estrategia de competición, relega a Javier y su compañero a una séptima posición, quedando reservado el pasaporte directo a Londres 2012 para las seis primeras embarcaciones. La clasificación por puesto les deja fuera. No obstante la reasignación de plazas según el sistema de clasificación olímpica les coloca en Londres, siendo la Federación Internacional con su presidente a la cabeza, el español  Patxi Perurena, quien definitivamente les niega la plaza en la última semana de asignaciones para favorecer al equipo ruso. Se vulnera así la legalidad de la norma referida al sistema de clasificación, vulneración que aún a día de hoy, se sigue sin resolver. Dos meses antes de los juegos Olímpicos Javier y su compañero se miden a los mejores K2 del mundo en la Copa del Mundo de Poznan, siendo segundos detrás del K2 alemán, (medalla de bronce en los juegos) y por delante del K2 portugués, (sub campeón olímpico) demostrando así una vez más sus opciones de Oro en unos Juegos Olímpicos. Cuatro días después de la polémica decisión de la Federación Internacional, compite el Descenso Internacional del Sella, sin apenas entrenar y obtiene una segunda posición con su compañero Julio Martinez. Ese año 2012 Javier empieza a trabajar con la productora de Josep Pedrerol en Punto Pelota, programa deportivo que emitía intereconomía las madrugadas de domingo a jueves. Tras el cierre de Punto Pelota y su salida de Intereconomía, Pedrerol y su equipo redenominan el programa como “El Chiringuito” siendo emitido sucesivamente en Nitro, La Sexta y Neox, donde Javier lleva a cabo apariciones esporádicas.

El año 2013 va a resultar crucial. Tras dos varapalos olímpicos y con 30 años, Javier decide continuar con el objetivo que se había marcado cuando era un niño y decide intentarlo de nuevo. Con un periodo corto de entrenamiento consigue dos medallas de plata, una en el campeonato de España y otra en la Copa de España de 1000m, otorgándole ésta última, una plaza para entrar en el K4, embarcación muy importante en su siguiente año. Por esas mismas fechas, Javier resulta el elegido en un casting para deportistas de toda España por la marca de perfumes Loewe, siendo así embajador de la firma durante 18 meses. Comparte cartel con otro tres deportistas en una campaña a nivel mundial, denominada Loewe Sport Pour Homme. A partir de aquí comienza a compatibilizar habitualmente el deporte con el mundo de la moda y la publicidad. Ese mismo año consigue un cuarto puesto en el campeonato de Europa y un discreto octavo en el campeonato del mundo con sus compañeros de K4. Con el mal sabor de boca por el octavo puesto en el mundial el K4 se pone a trabajar muy duro con el único objetivo de ganar el mundial del año siguiente. Tras demostrar su nivel en España, el K4 vuelve aparecer en una regata internacional, la Copa del Mundo de Milán. Esta vez si pueden demostrar su gran nivel y ganan con más de dos segundos sobre el segundo clasificado, un hecho que hacía 40 años que no se producía.

Refrendados por semejante gesta y ya en boca de todos, afrontan la siguiente prueba de nivel: el  mundial de Moscú. Este mundial esta marcado por la mala fortuna del K4 español. Planteando una regata de  menos a mas, el K4 trata de no perder la cabeza y mantenerse entre los primeros puestos en la gran final. Pasados casi tres cuarto de prueba, el K4 español situado en segunda posición y ascendiendo no consigue controlar su piragua y se cruza de calle siendo descalificado en el acto. Al llegar al desembarque descubren que el timón de su nave desfalleció a falta de 300 metros para la meta. Tras el mundial, Loewe vuelve a apostar por Javier, esta vez ya en solitario, como embajador de la marca Loewe Pour Home, su fragancia mas antigua.

En la actualidad se encuentra preparando la clasificación de los juegos olímpicos de Rio 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *